HUEVOS YONI │ Todo lo que quieres saber

Cada vez se va escuchando más sobre estos singulares cristales, y es probable que tengas curiosidad de saber más.


Te lo contamos aquí:




¿Qué son?


Como lo dicho arriba, los huevos yoni son cristales y se consideran piedras semi preciosas, y sí, con solo verlos encantan y dan ganas de tener uno... ¡uno de cada uno!


La forma en huevo es tallada especialmente para que lo usemos en nuestro "yoni" o vagina. Sí, se introduce en el canal vaginal, como la copa menstrual o el tampón. También se puede usar vía anal.


Los huevos que encontrarás en nuestra tienda tienen una perforación para pasar un cordón a través de él. Este tipo de huevos se recomienda cuando eres principiante, y temes la dificultad de extraerlo. Así mismo, si planeas hacer un uso anal, sí o sí deberás colocar un cordón porque, aunque nuestra vagina no es infinita, a través del ano sí que podría irse muy adentro.



Prácticas


Existen varios usos, por ejemplo, puedes trabajar la musculatura del suelo pélvico, con ejercicios de "apretar y soltar", es decir los famosos Kegel. También puedes hacer el ejercicio de apretar y retener todo lo que puedas mientras intentas sacarlo tirando del cordón. Con esto lograrás tonificar tus músculos vaginales.


Otra de las prácticas, la más antigua en el uso de cristales (no solo yoni), es el de trabajo energético usado por los taoístas, sus practicas se remontan a más de 5000 años atrás. El uso en este caso es dándole una intención al cristal, sea para un acto de curación espiritual o física, usándolo como "canalizador".


Una práctica que seguro te encantará, mejorar tu placer sexual. Al usar un huevo yoni aprendes a conectar contigo misma, tu cuerpo, tu placer, te permite tener más consciencia sobre lo que te gusta.


Hoy en día se ha popularizado mucho también el trabajo emocional a través de cristales, por ejemplo se tratan abusos o traumas, he incluso enfermedades que se creen van ligadas a problemas emocionales. Usarlo con este fin siempre será ideal que se trabaje con una especialista en el tema que te guíe a través de este proceso.


Como ves, hay algunas formas de beneficiarse de las propiedades de los cristales. Claro está, puedes darle un uso combinado y complementar tus prácticas.




¿Cómo elegir tu huevo?


Cada cristal tiene su "función", o más bien su energía específica. Es así que los diferentes cristales pueden beneficiarte en diferentes aspectos.


La primera forma en que puedes elegir tu cristal es tomando el que "te llame", es decir, el que atraiga más tu atención. Puedes hacer una meditación o simplemente escucharte a ti misma y a tu intuición para decidirte.


La segunda manera es que busques lo que quieres trabajar en ti según la propiedad del cristal.


¿Te animas a probar uno?

59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo