La verdad sobre la menstruación

“Ya eres mujer”

“Ahora puedes ser madre”

¿Te identificas con estas frases?

¿Te sentiste “más mujer”?

¿Empezaste a planificar una maternidad cuando llegó tu primera menstruación?

Yo tampoco, pero esas fueron las palabras que nos dijeron a casi a todas cuando empezamos a menstruar, o tal vez no te dijeran ni eso. Creo que nos hubiera gustado más que nos respondan las dudas que en realidad surgían como: ¿Qué es esto que llaman menstruación? ¿Por qué empiezo a sangrar? ¿Qué le pasa a mi cuerpo? ¿Qué va a pasar conmigo desde ahora? ¿Qué opciones tengo para mi higiene?, etc.



Si te hiciste las mismas preguntas y quieres respuestas. Continúa leyendo este artículo pues te contaremos todo lo que necesitas saber.

Lo primero que debes saber es que en la menstruación están involucrados nuestra parte física, emocional y mental.



Fisiológicamente


Demos un repaso en lo que sucede en esta área.


“La menstruación se produce por el desprendimiento del endometrio”

En la escuela y colegio seguro te enseñaron que, se trata del proceso en el que se desprenden el tejido uterino (endometrio) y el óvulo no fecundado del útero produciendo un sangrado que dura aproximadamente de 3 a 7 días. Este proceso se desarrolla en el aparato reproductor. Pero, todo es operado por el hipotálamo y la glándula pituitaria que envían señales hormonales para que se cumpla el ciclo ovulatorio y menstrual.


“El endometrio es un tejido mucoso compuesto por muchos vasos sanguíneos y glándulas que se destruyen y regeneran en cada ciclo”

Gracias a la hormona del estrógeno, el endometrio se engrosa al inicio de tu ciclo a la espera de un posible óvulo fecundado, para sostenerlo durante los primeros meses de gestación.


Cuando no existe fecundación los niveles de progesterona (junto con el estrógeno) hacen que se desintegre el endometrio, es decir hay un desprendimiento de este tejido. Es en ese momento cuando comienza tu sangrado que sale a través del canal vaginal.

Contrario a lo que nos han hecho creer las publicidades de toallas sanitarias, nuestro sangrado es poco. En una menstruación promedio tendremos entre 30 y 50 ml de sangre, esto equivale a unas 2 ó 3 cucharas. Es cierto que el flujo se siente mayor, pero en realidad no lo es.

También, en este blog, queremos aclarar con mucha fuerza que la menstruación no es una enfermedad así que debemos borrar completamente de nuestro lenguaje el: “estoy enferma”. Aunque la menstruación trae consigo, para algunas mujeres, cierto malestar o cambios de humor no es razón para avergonzarse o detener la vida.


Pero hay algo más


“El ciclo es algo más, nuestros ciclos nos dan capacidades increíbles que muchas desconocemos”

¿Ya te perdiste? A menos que te guste la anatomía, en este punto la explicación te debe parecer aburrida o repetitiva. Pero te contaré algo más, dentro de nosotras tenemos algo así como superpoderes que se elevan cada ciclo y son capaces de hacernos lograr grandes cosas.

El primer superpoder es que podremos reconocer cómo está nuestra salud. La menstruación es cíclica, es decir, se repite una y otra vez. Cuando le prestamos atención a todo nuestro ciclo, es decir, el estado de ánimo, el sangrado, el moco vaginal podemos reconocer cuando algo no anda bien y acudir con un experto a tiempo.



También podemos reconocer que nuestro cuerpo goza de buena salud gracias a la ovulación. Porque esta aparece cuando nuestro cuerpo está listo para un embarazo. Para sostener el embrión con todos los nutrientes que requiere. De no ser así, no habrá ovulación aunque sí sangrado. Hablaremos a fondo sobre este tema en nuestros próximos blogs.

La menstruación también nos da el superpoder de aprender, así es, la lección de desechar lo acumulado durante el ciclo y recargar energías. Es un tiempo para volver a nacer, para regenerarse. Sacudirse el polvo y volver a empezar.

Podemos hacer junto a nuestro cuerpo una expulsión de todo lo que ya no aporta, lo que no se usa o simplemente lo que nos detiene, pueden ser ideas, comportamientos, lo que se te ocurra y refrescarnos, recargándonos de nuevas metas y sueños. Como si celebraras el Año Nuevo en cada menstruación.

Si estás leyendo este artículo y apenas inicias con tu vida menstrual no dejes que ciertas mentalidades obstruyan tu libertad. La menstruación es parte de ti, siéntete libre de amar tu cuerpo y sus cambios; de conocerte y a tu ciclo menstrual porque estará contigo durante muchos años. Además, es una gran forma de conocerte a ti misma.

Si ya eres adulta, con mayor razón, no dejes que los mitos se conviertan en un obstáculo en tu vida o la de las más jóvenes a tu alrededor.



¿Qué puedes usar durante la menstruación?


En el mercado se pueden encontrar varias opciones para recoger la sangre menstrual; las más conocidas son las toallas sanitarias, los tampones y las copas menstruales. Existen otras alternativas menos conocidas como el calzón para menstruar y el sangrado libre.

“Sea cual sea el método que quieras usar, date tiempo para informarte bien sobre cada uno para tomar una decisión consciente”




Tal vez necesites experimentar un poco para descubrir la opción que cubra mejor tus necesidades. No dejes que el miedo a lo desconocido te limite. Date la oportunidad de informarte bien sobre cada método, probar y decidir cuál es el tuyo. Te dejo unos datos que pueden ser útiles:


  • Las toallas sanitarias o compresas desechables están fabricadas con algodón y se venden en muchas formas y tamaños diferentes. Disponen de algunas tiras adhesivas para fijarse en la ropa interior. Aunque, en su mayoría esta opción no es amigable con el medioambiente también puedes encontrar modelos que son reusables.

  • Muchas mujeres optan por usar tampones sobre todo cuando quieren hacer deportes que requieran mucho movimiento o nadar. Los tampones son hechos de algodón y se introducen en la vagina. Sin embargo, no se recomienda usarlos más de 8 horas seguidas porque se puede contraer una infección grave llamada síndrome de choque tóxico. Lamentablemente, no existe una versión amigable con el medioambiente, es decir, después de un uso se convierten en basura.

  • Otra opción para la recolección del sangrado son las copas menstruales. Estas están fabricadas con silicona quirúrgica. Su vida útil es de, aproximadamente, 10 años. La copa menstrual se debe introducir dentro del canal vaginal para que recoja la sangre. Esta da la posibilidad de retirar, vaciar, limpiar y volver a usar. Se pueden encontrar en varios tamaños según la altura del cérvix, así como diferentes tallas.


Para más información visita nuestro artículo “Tips para escoger tu copa menstrual”. Si todavía no sabes qué copa es para ti o aún tienes dudas, envíanos un mensaje y con gusto te asesoraremos.


  • Tanto las toallas reutilizables como los calzones de menstruación están hechos de algodón y tela toalla, este material es suave y muy conveniente para tu vulva. Estos métodos absorben tu sangre, tendrás que cambiarlos como los métodos desechables, con la diferencia de que podrás lavarlos y reutilizarlos.

  • El sangrado libre es un método por el cual de manera consciente retienes tu sangre en el interior para desecharla en el momento que desees, tal como lo haces para orinar. Es un método que requiere mucha consciencia sobre ti misma, tu cuerpo, además de entrenarte para conseguirlo.


Si tienes alguna pregunta o quieres aportar algo a este blog siéntete libre de ponerlo en los comentarios. Si te gustó, compártelo para que nuestra comunidad crezca, y seamos más las mujeres de espíritu libre.




#SoyEspirituLibre








#espiritulibreecuador #ciclomenstrual #menstruacion #menstruacionconsciente #copamenstrual


32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo